Trucos de Cocina

Para asar los pimientos al horno y evitar esas incómodas salpicaduras y humos, sólo es necesario poner en la base de la bandeja un poquito de agua